Una pausa para el ensayo y para el error.

¿Te gusta equivocarte? A mí no. Soy muy perfeccionista.
Quiero siempre hacer todo bien y a la primera.

Esta actitud muy humana a veces no me permite intentar actividades nuevas y creativas.
Te cuento que tejer me ha salvado de ir por el mundo aterrada a equivocarme. Ha sido una actividad que me proporciona una ventana a la imperfección.
Y por eso entre otras razones amo tejer.

Como profesora me interesa mucho el tema y siempre le he repetido a mis alumnos que la clave del proceso de aprendizaje esta en ensayar, equivocarte y repetir. He leído sobre un estudio en el que se descubrió que tenemos dos circuitos que se activan al momento de hacer actividades nuevas: uno que incorpora las nuevas habilidades y otro que procesa las equivocaciones. Este circuito de los errores, es como un entrenador en tu cerebro que va criticando el aprendizaje, detecta  fallos entre lo deseado y lo que realmente sucede y los memoriza para utilizarlos en un futuro.
Así logramos aprender.

Últimamente me permito desbaratar todo lo que no me gusta cuando tejo. ¿Se me olvido un punto? Pues para atrás. ¿No me gusta la tensión del tejido? Pues comienzo de nuevo.
Mis proyectos más queridos, me han tomado más de cinco intentos.
Es mágico y reconfortante.
Quizás en nuestro cotidiano y en nuestro trabajo, no tenemos espacio para equivocarnos. Debemos ser lo más eficientes posibles. Pero no al tejer, cuando tejes tienes una ventana a la imperfección y eso te acerca con la maravilla de ser humano.

Tejer cada día me permite sumergirme en el error sin que ello me afecte el autoestima. ES solo hilo y no pasa nada. También me permite valorar lo hermoso de algo que no está perfecto. Y me permite entender que mientras más rápido asuma que debo comenzar de nuevo, más rápido me volveré mejor y mis piezas quedaran más parejas con más forma. O quizás también aprendo a que no todo debe estar “bien hecho”.

Por ultimo hoy quiero recordarte que para aprender hay dos pasos: buscar ayuda y comenzar.
Para ello te dejo por acá un link donde puedes encontrar información sobre cómo comenzar a tejer y así te unes a mí y aprendemos juntos.
https://www.pinterest.com/elamaldonado/tejer_paso-a-paso/

Entonces, ¿te animas a darte a oportunidad de equivocarte?

“si vas a cometer errores, que sean nuevos”
¡a tejer!

La pausa de la araña.

¿Has visto alguna vez a una araña trabajar en su red?
Parece que nunca se detienen.
Así me siento cuando estoy tejiendo: productiva. Tejer salva.
Lo importante de las pausas que nos alejan de la vida cotidiana es que se relacionen con nuestras necesidades. No puedo tener un hobby que me haga sentir que no produzco. Así soy. Por eso, tejer es la actividad perfecta.
Si quiere escapar del mundo, estuve leyendo que los movimientos repetitivos de tejer, activan el sistema nervioso parasimpático, lo cual disipa esa respuesta de “lucha o huida” y cuando estamos sumergidos en una actividad creativa, sentimos que vivimos más plenamente, te olvidas de tu problemas y te enfocas en algo mucho mayor.

Si eres como yo, ver el producto final, usar la bufanda, o recibir un elogio de un ser querido por esa pieza maravillosa  te activará estímulos químicos que te harán sentir mejor.
Tejer como muchas otras actividades creativas, involucra muchas áreas de tu cerebro incluyendo la memoria, tus habilidades de procesamiento visual-espacial y tus habilidades de resolución de problemas.
Y si aún no te parece suficiente, te dejo 7 razones para tejer:
– alivia la depresión y mejora el humor
-reduce la ansiedad
– reduce el estrés y aplaza la demencia
– mejora en insomnio
-mejora la autoestima y a creatividad
-mejora las relaciones sociales
– nos enseña a luchar para alcanzar nuestros objetivos

Te invito a tejer. Porque tejer salva y es divertido. ¿Lo peor que puede pasar? Que no te guste o te equivoques y no pasa nada, puedes desbaratar y volver a empezar.

Si no sabes tejer y te animas a empezar te dejo una pequeña fuente de referencias para que comiences poco a poco. No hay apuro. Lo importante es que te des una pausa.
https://www.pinterest.com/elamaldonado/tejer_paso-a-paso/

“Cuando las arañas unes sus telas pueden incluso amarra a un león” proverbio etíope
Fuentes:
https://www.puntitosdemoda.com/
https://cnnespanol.cnn.com/2014/03/26/que-ocurre-en-tu-cerebro-cuando-tejes/

Procesos: A de…

A de AVENTURA Diseñar y tener una marca es aprender a fracasar. Estar fuera de tu zona de comfort normalmente trae cosas buenas,¡pero como me cuesta!. Negociar con la artista que hay en mi, es complejo. A de AVENTURA: empresa arriesgada. A de Aquella, la que observa desde el rincón. #aquella#aquellaindumentaria 

RITMO

Soy Académica.
Y una enamorada de lo bello con utilidad.
Asi que para crear bello debo irme al concepto. Así luego no le cuente a nadie.
Ritmo, se refiere a la repetición de uno o más elementos en la composición de un diseño, esto con el fin de obtener secuencia. Una cualidad del ritmo es que permite espacios entre cada uno de los elementos que los conforma, llamados Intervalos.

Ritmo por repetición:Es el más simple. Consiste en repetir indefinidamente el mismo motivo en una dirección determinada, conservando siempre su tamaño, forma y distancia. La figura se repite varias veces de la misma manera, conserva su tamaño forma y distancia entre uno y otro.

Ritmo por alternabilidad:Se emplean dos o más elementos distintos que se van alternando en el mismo orden y dirección de manera que formen un contraste. Es más variado y resulta muy interesante en la decoración; mientras no se abuse de los motivos

Ritmo por simetría:Otro tipo de ritmo muy importante es el ritmo por simetría, aquí las formas se repiten a ambos lados de un eje imaginario como si hubiera un espejo que las reflejara. El artista parte de una línea llamada eje de simetría para colocar a cada lado elementos exactamente iguales.

Ritmo radial:Es una modalidad de la simetría, consiste en la repetición circular y simétrica de un motivo, alrededor de un centro siguiendo la dirección de las agujas del reloj.

Ritmo por progresión:En este tipo de ritmo, el mismo elemento puede aumentar progresivamente su altura, ancho, tamaño o intervalos.

Ritmo quebrado:En el ritmo quebrado las formas se repiten siguiendo la configuración de líneas quebradas o en zigzag.

Ritmo libre:Difiere de los anteriores, por no estar sujeto a un origen establecido, pero siempre manteniendo el equilibrio
fuente